Hace décadas, las ideas sobre las personas con discapacidad intelectual se centraban en los déficits y limitaciones, en las necesidades, generando ideas claramente sesgadas respecto a las capacidades y potencialidades. Actualmente, estas ideas centradas en “no poder” conviven con otras que ponen el foco en capacidades, potencialidades y logros personales.

Somos conscientes del avance que esto supone. No obstante, con el programa Rompiendo Barreras queremos centrarnos más en lo que las personas con discapacidad SOMOS. En nuestra identidad y no tanto en lo que podemos o sabemos hacer (capacidad). El capacitismo es una actitud que también queremos evitar.

No somos héroes ni heroínas, no conseguimos todo lo que nos proponemos, hay sueños que nunca cumpliremos, hay cosas que no sabemos hacer y otras que nunca aprenderemos. Tenemos limitaciones, a veces importantes, incluso severas dificultades en nuestras habilidades adaptativas cotidianas. Necesitamos apoyos en diferentes ámbitos de nuestra vida, algunas personas de manera puntual y otras de manera intensa.

Somos personas con discapacidad intelectual, estamos en esta sociedad, formamos parte de nuestras comunidades, vecindarios, centros formativos, etc. Si nos conocemos desde nuestra realidad, seguro que nos entenderemos mejor.